Procedimientos de Inspección y Gestión

Nuestro equipo auditor da soporte a cualquier empresa o particular que se encuentra frente a la Administración en los distintos elementos de control de la misma, generando una relación de interlocución entre nuestro cliente y los encargados del procedimiento, buscando la pronta y correcta consecución de los objetivos de información, así como la legítima protección del obligado tributario.

La gestión tributaria se define en el artículo 117 de la LGT, con una la larga lista de funciones. Se puede afirmar, en cualquier caso que el núcleo de la gestión tributaria radica en la recepción y tramitación de declaraciones, autoliquidaciones y solicitudes de los obligados tributarios.

De la gestión tributaria se derivan diferentes procedimientos y actuaciones, dentro de los cuales sobresalen los procedimientos directamente originados por declaraciones y autoliquidaciones, que culminan en las liquidaciones.

Por otro lado, podríamos decir que la inspección tributaria, en rasgos generales, se ve materializada mediante dos tipos de procedimientos:

Procedimiento de comprobación limitada

La comprobación limitada se producirá en aquellos casos en que se considere necesario ir más allá de la simple verificación formal, extendiéndose al examen de registros y documentos, aunque sin llegar al de la contabilidad mercantil.

Procedimiento de comprobación de valores

Mediante la comprobación de valores se trata de confrontar los datos o cifras de valoración ofrecidas por el obligado en su declaración con las que, según el criterio de la Administración, sería necesario tomar en consideración, existiendo múltiples métodos con distintas implicaciones.