Reestructuración financiera

Cada día es más común encontrarnos con empresas, de diversos tamaños y configuraciones, que han tenido un crecimiento continuo y constante y en las que el día a día no ha permitido a la Dirección Financiera dedicar recursos, espacio ni tiempo a las tareas de planificación, análisis y previsión.

Conocer la salud financiera de la compañía, reestructurar las líneas de financiación abiertas para equilibrar el balance y dotarla de las herramientas necesarias para poder tomar las decisiones más adecuadas a les necesidades de liquidez es una tarea que no siempre resulta sencillo abordar, de modo que debe establecerse un Plan de Trabajo, estructurado en distintas líneas de actuación, a saber:

  • Análisis estático y dinámico de los estados financieros
  • Apoyo en la elaboración de los presupuestos económicos y de tesorería
  • Seguimiento periódico del presupuesto
  • Reestructuración financiera. Nuevas fuentes de financiación
  • Apoyo a la Dirección en el estudio de Inversiones y Crecimiento